Un heroico perro ha arriesgado su vida para salvar a una camada de mininos recién nacidos que se encontraban en una casa en llamas. El ya famoso hér0e , cruce de terrier, se llama Leo y tras el rescate tuvo que recibir un tratamiento de resucitación, con oxígeno y masaje cardiaco.

El incendio comenzó durante la noche en una casa de la ciudad de Melbourne, al sur de Australia, donde el perro vigilaba a los gatitos. Los bomberos que resucitaron a Leo dijeron que éste se negó en todo momento a abandonar el edificio y que fue hallado junto a una camada de gatos, pese al espeso humo.

El comandante de bomberos Ken Brown afirmo a los periodistas que “Leo no quiso abandonar a los gatitos y eso casi le cuesta la vida”.

Los cuatro mininos también sobrevivieron al incendio y Leo, que ha recibido el apodo de “Smoky” por los bomberos, pudo regresear finalmente a su casa en perfecto estado.

Comentar