Una procesión de tortugas ha provocado un auténtico caos en el aeropuerto internacional John F. Keneddy de Nueva York al entrar en una de sus pistas de aterrizaje. Una presencia insperada que ha obligado al aeropuerto a retrasar una decena de vuelos de diferentes aerolíneas. La compañía JetBlue Airways ha sido la primera en alertar de lo ocurrido a través de su cuenta en Twitter.

Las invasiones de tortugas son un fenómeno habitual que se produce todos los veranos coincidiendo con la temporada en que abandonan las aguas de la bahía de Jamaica, en Long Island para colocar sus huevos. El problema, es que en esta ocasión han sido más de cien tortugas las que han elegido la pista de aterrizaje 4L como el lugar ideal para desovar.

Por razones de seguridad, los controladores ordenaron el cierre de esta pista mientras el personal de la autoridad portuaria y del departamento de Agricultura se acercaban a las instalaciones para ayudar a recoger a las tortugas y llevarlas a la arena.

Comentar