El pez betta, características

pez bettaSi has decidido incorporar a tu acuario un pez betta debes saber que en principio su mantenimiento será sencillo y que es uno de los peces más comunes en un acuario, pero deberás tener en cuenta una serie de consejos para su cuidado  y mantenimiento.

El pez betta es originario de Tailandia y también se le conoce como Luchador de Siam. Son peces muy coloridos y vistosos con diferentes formas de cola que los hace fascinantes y que te maravillarán.

En su habitat natural el pez betta vive en aguas poco profundas, cálidas y con poco oxígeno, aunque se adapta a aguas frías.

Dimensiones y características del acuario

El acuario o bettera de nuestro pez betta tendrá como mínimo una capacidad de unos 20 litros, no menos. Necesitan de espacio para poderse mover con libertad. Evitaremos la presencia de rocas para que no puedan dañarse su cola en ellas. La temperatura del acuario oscilará entre los 25-28ºC y tendremos especial cuidado en su limpieza.

Alimentación del pez betta

Los betta son peces carnívoros. En su hábitat natural comen insectos como moscas, grillos, saltamontes, …, y larvas de insectos como los que encuentran en la superficie del agua, o larvas de mosquito, camarones, … Es recomendable dosificar su alimentación varias veces al día en cantidades justas para evitar que queden restos de comida en el fondo y se ensucie el agua, de forma que puedan aparecer bacterias y parásitos.

Compañeros de acuario

Los peces betta son muy territoriales y pueden ser muy agresivos, por eso es recomendable no tener en el mismo acuario a dos peces betta macho. Si que es aconsejable un pez betta macho y otro hembra. En el caso de tener solo peces betta hembra lo mejor es que sean tres para que formen una jerarquía. Y nunca habrá menos de tres peces betta hembras por macho.

pez betta

Los compañeros perfectos en el acuario para los peces betta son los invertebrados, como los caracoles de cualquier especie. En el caso de tener un acuario grande y querer que nuestros bettas estén acompañados de otras especies lo mejor es que se trate de especies con un habitat similar, aunque procuraremos que no tengan como compañeros a otros peces con colas vistosas porque los betta los pueden confundir con otros machos de su misma especie y entrar en rivalidad.

En el momento de incorporar nuevos peces en el acuario, aunque sean bettas hembra y macho, no podemos hacerlo directamente. Se pondrán acuarios separados

Reproducción

Las diferencias entre sexos son muy obvias, ya que los vistosos velos son característicos de los machos, muy elaborados y de diferentes formas, mientras que las hembras son más discretas y menos brillantes.

En el momento de la reproducción nunca juntaremos al betta macho y  hembra sin que se conozcan previamente. Para ello separaremos a ambos mediante un cristal (acuarios distintos) o bien en el mismo acuario mediante un plástico. No habrá contacto pero si se visualizarán. En el caso de estar en el mismo acuario se formarán unos agujeros en el plástico para que el macho huela las feromonas de la hembra.
En esos días en que no habrá contacto físico el macho formará el nido. Tras la puesta de los huevos volveremos a separarlos.

Las hembras ponen los huevos y es en ese momento cuando el macho los recoge con su boca y los escupe dentro del nido y cuida de los huevos hasta que nacen, asegurándose de que no se caen y devolviéndolos a su lugar si esto pasa. A los tres días las crías ya estarán nadando por la pecera, y en ese momento debemos separar al padre de sus crías, ya que el macho Betta no se alimenta durante la crianza de los huevos y puede tener tentaciones de comerse a sus pequeñas crías.

Desde este momento debemos alimentar correctamente a las crías y observar que se desarrollan de la manera correcta. Cuando se desarrollen empezaremos a observar peleas entre ellos y tendremos que separarlos en diferentes acuarios, machos y hembras por separado.

En el periodo de cría mantendremos el acuario a una temperatura estable de 28ºC.

pez betta

 

Comentar