Actualmente una media de 80 ejemplares de tortuga boba son rescatadas anualmente en Tenerife en el centro de recuperación de fauna silvestre (CRFS), según han manifestado en el II encuentro de Centros de Rescate de Tortugas Marinas.

La mayoría de estas tortugas proceden de Cabo Verde y Costa Rica y son salvadas por el centro, que tras ofrecerles terapias específicas e identificarlas, las libera y devuelve a su hábitat natural.

El centro de recuperación de fauna silvestre al que llegan estas tortugas bobas cuenta con una superficie de unos 1.800 metros cuadrados  y está situado en el Centro Ambiental La Tahonilla, en el municipio de la Laguna. Su grado de importancia viene dado por el número de ejemplares que atiende cada año, más de 2.500 de la fauna silvestre accidentada, entre aves, reptiles y mamíferos.

Las actuaciones del personal del CRFS se dividen en función del tipo de atención que tienen que recibir los animales. Muchos de ellos, entregados al centro por ciudadanos, entidades públicas o colaboradoras, clubes de buceo, cofradías de pescadores, muelles deportivos o embarcaciones de recreo.

El Centro de Recuperación de Fauna Silvestre (CRFS) se enmarca dentro del Plan de Biodiversidad del Cabildo y se ha constituido como una herramienta para la conservación de la biodiversidad insular. Sus objetivos son recuperar y rehabilitar la fauna terrestre silvestre accidentada, prestar asistencia a la fauna marina accidentada, reintroducir a los animales en su medio natural cuando estén recuperados, y repoblar con los excedentes de cría,  los ambientes naturales idóneos ecológicamente para cada una de las especies.

Desde aqui les mandamos todo nuestro apoyo!!!

Comentar